Xavi cenó con Messi, Busquets y Alba por casualidad

El técnico del Barça quería celebrar su cumpleaños con su esposa y se encontró a los jugadores, con los que luego se sentó.

Xavi Hernández empezó a celebrar su aniversario cenando anoche en Barcelona con tres buenos amigos, Leo Messi, Sergio Busquets y Jordi Alba, en un restaurante japonés de la parte alta de la ciudad y con MD como testigo de excepción. Sin embargo, el encuentro entre el técnico del Barça y los jugadores fue de casualidad ya que la idea de Xavi era festejar solamente con su esposa Núria Cunillera la entrada de su aniversario, según fuentes cercanas al entrenador consultadas por MD.

Eso explicaría que Xavi y su mujer salieran más tarde del restaurante y que en algún momento se especulara que el técnico del Barça no estuviera en el restaurante. Una vez se encontró con los jugadores, Xavi compartió mesa y mantel junto a los futbolistas, sus respectivas parejas y Pepe Costa, ex empleado del club muy ligado a la figura de Leo Messi.

La presencia del argentino en Barcelona y el hecho de que estuviera cenando con el entrenador y el capitán del Barça a una semana del cierre del mercado de invierno generó todo tipo de especulaciones, pero lo cierto es que Messi estaba de visita, aprovechando el parón de la Ligue 1 y el descanso que les ha dado Mauricio Pochettino. Recién recuperado del Covid, Scaloni no le convocó para disputar los partidos que va a jugar la selección argentina.

Hoy día 25 de enero Xavi cumple hoy 42 años, su primer aniversario como entrenador del Barça, y anoche lo empezó a celebrar con dos buenos amigos. Una vez ha vuelto de Qatar el contacto con Busquets y Alba es diario, pero en cambio con Leo Messi llevaba varios meses sin coincidir. Compañeros durante muchos años en el vestuario del Barça y buenos amigos, comentaron la marcha del equipo, las dificultades que se está encontrando Xavi en su nueva etapa como entrenador azulgrana y el rendimiento del argentino en las filas del PSG. Y seguro que también imaginaron cómo habría sido el Barça actual si Messi se hubiera quedado y ahora tuviera a Xavi como entrenador, una opción que ilusionaba al argentino cuando pensaba que seguiría ligado al club de su vida

Compartir