Un juez español no aprecia delito en grabar a mujeres con cámara oculta y subir las imágenes a páginas porno

Un juzgado de Lugo considera que grabar con cámara oculta a mujeres en la calle y subir posteriormente las imágenes a páginas pornográficas, algunas de ellas de pago, no es delito. Así lo ha decidido el juzgado de primera instancia e instrucción número 1 de la provincia gallega, al noroeste de España, que ha archivado un caso que afecta a más de 80 mujeres, algunas de ellas menores de edad.

El caso se remonta al verano de 2019, durante las fiestas de A Maruxaina en la localidad de Cervo. En el contexto de una romería que se prolonga en el tiempo y que carece de servicios públicos, muchas mujeres se dirigieron, como en ediciones anteriores, a un callejón apartado sin tránsito peatonal para orinar.

Varios vecinos del lugar decidieron instalar en ese callejón varias cámaras ocultas con el único propósito de grabar desde varios ángulos a las mujeres haciendo sus necesidades y posteriormente subir a Internet, en portales dedicados al porno, estas imágenes obtenidas sin consentimiento. Las cámaras estaban situadas de manera estratégica para captar el rostro y los genitales de las mujeres. Durante ese tiempo también acudieron hombres a miccionar a ese callejón, pero sus imágenes no fueron subidas a la red.

Compartir