Tesla es reconocida como la marca con mayor innovación

Desde que los autos dejaron de ser máquinas mecánicas con cuatro ruedas y un motor de gasolina, la electrónica y la tecnología cambiaron completamente el escenario. Hoy, un auto no solo ayuda al conductor a ser más eficiente y seguro, también se conecta con el entorno por sí mismo, conecta a los pasajeros y hasta es capaz de ofrecerles entretenimiento.

Todo esto que ocurre con los queridos automóviles, los ha transformado en mucho más que un medio de transporte particular, y hoy son prestadores de servicios que además nos trasladan de un punto a otro con un nivel de confort y equipamiento inimaginable tan solo diez años atrás.

En este escenario es donde la tecnología que no tiene directa relación con el movimiento ha encontrado un campo fértil para desarrollarse, y por esa razón numerosas compañías que nada tienen que ver con el mundo motor, se han sumado a la lista de fabricantes de partes o sistemas.

Y Tesla parece ser pionera por varias razones, porque acaba de ser considerada la más innovadora de las marcas de autos eléctricos, que son el lugar más adecuado para las innovaciones tecnológicas, ya que desde la electrónica se ha conseguido reemplazar al combustible y a la explosión, que fueron siempre un sinónimo de auto.

Evaluar esos avances e innovaciones se ha convertido en un gran desafío, ya que los consumidores quieren conocerlos, y los fabricantes quieren ser reconocidos. Con esa premisa, se elaboró el “Informe de Electromovilidad 2022″ del CAM (Center of Automotive Management), un instituto científico independiente que se dedica específicamente a la investigación dentro sector del automóvil y la movilidad.

Este informe no es un premio anual, o al menos no lo ha sido hasta ahora, sino que se basó en las innovaciones realizadas por 30 diferentes grupos fabricantes de automóviles eléctricos entre el año 2012 y mitad de año 2022.

El resultado arrojó que la marca norteamericana cuyo cara visible es Elon Musk, ha resultado las más innovadora, aunque no por todos sus años de creación y haber sido uno de los pioneros de la movilidad eléctrica, sino por las innovaciones en el campo de la estructura de las celdas de batería, que permiten incrementar la autonomía en un 16 % reduciendo el costo por kWh en un 14 %. Esto se debe a la incorporación de las celdas 4680 y sus paquetes de baterías estructurales, que ya equipan al Model Y de la marca.

El segundo lugar lo ha ocupado el Grupo Volkswagen gracias a la mayor potencia de recarga de la plataforma MEB, que le permite alcanzar los 170 kW y una autonomía mejorada en el Skoda Enyaq RS Coupé de hasta 545 kilómetros.

Finalmente, el tercer lugar ha quedado para la compañía china BYD, gracias la tecnología CTP (cell to pack) de las baterías Blade, que elimina el empaquetamiento de las celdas, algo que ya se ha aplicado en un modelo, el BYD Denza D9. Con esta tecnología, el vehículo ahora logra una autonomía de 620 km y una potencia de carga de 166 kW.

Como se puede apreciar, todas las innovaciones se encuentran aplicadas a algún vehículo, lo que es condición para ser puestas en evaluación por parte del CAM. Los prototipos, anuncios y proyectos no se consideran en esta observación, que no es la primera ni será la última.

A la usanza de un ranking permanente, cada determinado tiempo se hacer una nueva evaluación para generar un nuevo resultado. El último había ocurrido en abril de este mismo año, y si bien tenía a Tesla en primer lugar y a VW en segundo, la novedad de este último informe fue el cambio en el podio, que dejó a BYD en tercer lugar, desplazando a Hyundai, que lo había ocupado en la última medición.

También Mercedes lo hizo con la marca coreana, ya que ahora está en el puesto número 4, gracias a la gran autonomía del EQE, que alcanza los 654 kilómetros de ciclo WLTP, además de un notable rendimiento en la recarga de batería y de su bajo consumo de 15,7 kWh/100 km.

Compartir