Rolls-Royce bate en 2022 su mejor registro en ventas en 118 años de historia

La automovilística Rolls-Royce, perteneciente al Grupo BMW, ha cerrado por segundo año consecutivo su mejor ejercicio en ventas. En 2022, la firma de lujo británica logró su mejor resultado en ventas en 118 años de historia.

La firma comercializó en 2022 un total de 6.021 vehículos en todo el mundo, lo que supuso un incremento del 7,8% en tasa interanual a clientes alrededor de 50 países en todo el mundo. Se trata de la primera vez que la automovilística de lujo supera la cifra de 6.000 unidades comercializadas en un periodo de 12 meses en toda su historia.

En 2022, Rolls-Royce logró un crecimiento de las ventas en casi todas las regiones, con un crecimiento interanual especialmente sólido en Oriente Medio, Asia-Pacífico, EEUU y Europa. Más importante que el volumen por sí solo, el valor de las comisiones Bespoke de los clientes fue más alto que nunca. Las casi infinitas posibilidades de personalización a medida dieron como resultado que los clientes estuvieran dispuestos a pagar una media de 500.000 euros por su exclusivo Rolls-Royce. Gracias al alto valor de la oferta Bespoke inigualable de Rolls-Royce y al enfoque constante de la empresa en la rentabilidad, la marca hará una contribución significativa a su principal accionista.

Oriente Medio es la región líder de la marca en encargos Bespoke, con muchas creaciones únicas de personalización particularmente amplia e individual. América experimentó un crecimiento significativo en 2022 y sigue siendo la región individual más grande para Rolls-Royce, con casi todos los mercados logrando mayores ventas que el año anterior. La Gran China tiene una importancia estratégica vital para Rolls-Royce y es la segunda región de ventas más grande de la marca.

A pesar de los serios desafíos geopolíticos que afectan a Europa, la región creció en general en 2022 con ventas récord en varios mercados, incluidos el Reino Unido y Alemania. La región de Asia-Pacífico también logró ventas más altas que nunca.

El consejero delegado de Rolls-Royce Motors, Torsten Müller-Ötvös, ha explicado que «2022 ha sido un año trascendental para Rolls-Royce Motor Cars. No solo revelamos al mundo el Rolls-Royce Spectre, el primer modelo de serie totalmente eléctrico de nuestra marca, sino que también fue el primer año en el que entregamos más de 6.000 automóviles en un solo período de 12 meses, con una fuerte demanda en toda nuestra portafolio de productos».

De cara al presente ejercicio, el directivo ha reconocido que «nuestro negocio se basa en cimientos extremadamente sólidos, y hemos asegurado pedidos por adelantado que se extienden hasta 2023. Y aunque no somos inmunes a los desafíos globales y los vientos en contra económicos, gracias a nuestra estrategia de ventas mundial equilibrada, somos cautelosamente optimistas de que 2023 será un año fuerte para Rolls-Royce».

Por modelos, el banco de pedidos anticipados de Rolls-Royce Spectre, el primer súper coupé eléctrico de ultra lujo del mundo, ha superado las expectativas más ambiciosas de la compañía. Las primeras entregas a clientes se realizarán en el cuarto trimestre de 2023, el primer paso de la marca hacia la fabricación de automóviles totalmente eléctricos para fines de 2030.

La demanda de todos los modelos Rolls-Royce actuales sigue siendo excepcionalmente fuerte, con pedidos anticipados garantizados hasta bien entrado 2023. En 2022, Cullinan consolidó su posición como el Rolls-Royce más solicitado, mientras que Ghost fue el modelo más vendido de la marca en la región de Asia-Pacífico. Black Badge, el alter ego más rebelde de Rolls-Royce, ha experimentado un crecimiento extraordinario.

Compartir