Por qué Canelo Álvarez agradeció no haber vencido a Floyd Mayweather

Desde su debut en el año 2005, solamente dos peleadores han logrado dominar a Saúl Álvarez en el cuadrilátero. El primero de ellos fue Floyd Mayweather Jr. cuando el mexicano apenas tenía 23 años de edad. Si bien la decisión de los jueces representó una mancha en su impecable récord hasta entonces, así como la negación por la unificación del campeonato mundial en peso superwelter, años después el pupilo de Eddy Reynoso ha agradecido haber perdido.

Durante su intervención en el show The Making Of, de DAZN, el mexicano confesó el aprendizaje que le dejó haber sido vencido por Money. Y es que ante el meteórico ascenso que tenía su carrera en aquel momento, haber opacado el envidiable récord del estadounidense lo hubiera llevado por un camino muy diferente al cual disfruta el día de hoy.

“Siempre he pensado que si ganaba esa noche todo hubiera llegado a mí. Fama, dinero, quizás no hubiera salido bien. Pude haberme vuelto loco. No era mi momento, Así lo veo. Me tomó varios días para aceptarlo”, declaró a los micrófonos del servicio de streaming.

En aquel entonces, Canelo Álvarez se presentó al cuadrilátero con un historial de 43 peleas, en las cuales solamente había permitido un empate contra el mexicano Jorge Suárez. Su ascendente figura hizo confiar a un sector de la afición en la posible sorpresa de vencer al experimentado boxeador que hasta ese momento había recorrido un trecho de 44 reyertas recolectando el éxito en cada una de ellas.

Si bien el mexicano no cedió ante el poder de Mayweather, la experiencia jugó del lado del campeón por la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), pues llevó a terreno propio el desarrollo de las acciones. A pesar de ello, al término de los 12 episodios obligatorios dos de los tres jueces fueron contundentes al favorecer al originario de Michigan, Estados Unidos, mientras que el inconforme dio el empate a 114 puntos, aunque su decisión causó polémica.

Aunque la victoria número 45 en la trayectoria de Money Mayweather causó gran escándalo en la esquina de Reynoso, Canelo confesó que con el paso del tiempo aprendió a asimilar el amargo capítulo de su carrera. “Se trató de la experiencia. Si comparo a ese Canelo con el Canelo de hoy, son totalmente diferentes. Sería una pelea completamente diferente”, aseguró.

Un sector de la afición clamó por la revancha entre los protagonistas de la noche del 14 de septiembre de 2013, pero sus caminos tomaron rumbos distintos. Quien se alzó como campeón defensor dirigió sus pasos en la división de las 147 libras, donde se retiró sin haber conocido el sabor de la derrota, pero el mexicano optó por subir de categoría gradualmente hasta que logró coronarse en peso mediano contra Miguel Cotto.

Años después de la recordada batalla en el ring, Álvarez se mostró confiado en una hipotética victoria en caso de que se hubieran enfrentado en el mejor momento de sus carreras. No obstante, el estadounidense negó y respondió a las declaraciones al afirmar que en 2013 ya no estaba en el cenit de su trayectoria, mientras que su rival era joven y gozaba de uno de sus mejores momentos.

Compartir