Partidazo de Trae Young y los Atlanta Hawks se imponen ante los Milwaukee Bucks de Antetokounmpo

Los 48 puntos de Trae Young, un nuevo récord para el joven base de los Hawks, fueron demasiado para los Milwaukee Bucks, que tuvieron que conceder en casa el primer partido de la final de la Conferencia Este ante los Atlanta Hawks, que se impusieron por 113-116.

La primera mitad, Milwaukee parecía hacerlo que quería en la pintura. 42 de sus 59 fueron en la zona restringida, prácticamente sin fallar; era como una línea de calentamiento explotando la ventaja de altura y fuerza. Pero lo dejaron de hacer, cayendo en tiros perimetrales que no fueron su aliado.

Así Atlanta se mantuvo en el partido. Milwaukee nunca pudo poner la diferencia en doble dígito y Trae Young explotó la terquedad defensiva de los Bucks, que pasaban las pantallas por detrás y no había ayuda del que marcaba al que puso el bloqueo. Young tuvo tiempo para sacar sus patentadas flotadoras, quizás el mejor de la liga para ello, y tuvo mucho tiempo en varios triples, incluyendo uno en que tuvo tiempo de hasta sacudir los hombros antes de lanzar. Tenía 37, dos menos de su máxima de carrera en los Playoffs, tras 36 minutos, a los que Atlanta llegó con ventaja tras una ráfaga de triples y alley oops.

Los Bucks no pudieron responder. En los últimos segundos, Middleton fue incapaz de anotar el triple que hubiese forzado la prórroga, lo que decidió el primer partido de la final de la Conferencia Este para los Hawks.

Compartir