Papa Francisco «Ser homosexual no es un delito pero sí es un pecado»

Durante una entrevista la agencia Associated Press, el papa Francisco ha vuelto a desencadenar polémica al compartir la postura del Vaticano a cerca de la homosexualidad

Francisco abordó el controvertido tema de la homosexualidad y la posición de la Iglesia católica, abogó por la necesidad de distinguir entre lo que se considera un crimen y un pecado.

«Ser homosexual no es un delito. No es un delito, pero sí es un pecado. Bien, pero primero distingamos entre un pecado y un crimen. También es pecado faltar a la caridad con el prójimo», aseguró.

Aunque el sumo pontífice comparte la postura del Vaticano, que considera los actos homosexuales como «intrínsecamente desordenados». Además, que califica de «injustas» las leyes que penalizan o criminalizan la homosexualidad en algunas partes del mundo.

Polémica postura del Vaticano sobre los gays: "es pecado"

Igualmente, dijo que Dios ama a todos sus hijos tal como son y pidió a los obispos católicos que den la bienvenida a las personas LGBTQ a la Iglesia.

Francisco reconoció el apoyo de algunos obispos en diferentes partes del mundo a las legislaciones que van en contra de los derechos del colectivo LGBTIQ+. Atribuyó esa posición a antecedentes culturales e invitó a esos miembros de la Iglesia a pasar por un «proceso de conversión» para que reconozcan la dignidad de todos por igual.

«Dios ama a todos sus hijos por igual, recordó el papa, reiterando la necesidad de no marginar y de tratar con respeto a los homosexuales, y de darles la bienvenida a la Iglesia, la cual puede y «debe» trabajar para poner fin a cualquier ley o acto discriminatorio.

«Todos somos hijos de Dios, y Dios nos ama tal como somos y por la fuerza con la que cada uno de nosotros lucha por nuestra dignidad»; concluyó.

Compartir