Musk deja en el aire la compra de Twitter hasta que la red social demuestre que los perfiles falsos son menos del 5%

Los títulos pierden ya todo lo ganado desde que entró Musk, que sugiere que bajará su oferta.

Elon Musk ha perdido las formas y los accionistas de Twitter están perdiendo su dinero. El inversor que llegó a un acuerdo para comprar la red social está torpedeando la compañía. Tras provocar el caos al decir que dejaba en suspenso su oferta la semana pasada, el lunes se enzarzó de mala manera en la propia red social con el aún jefe de Twitter, Parag Agrawal. La cotización, mientras tanto, ha seguido cayendo y ya cotiza por debajo de donde estaba cuando Musk reveló que había comprado una participación de más del 9%. El inversor ha sugerido que se ha planteado bajar su oferta, al decir que es algo que no estaría “fuera de cuestión”.

Y el conflicto que mantiene con la dirección en torno a los perfiles falsos de la entidad no hace más que agravarse, hasta el punto de que amenaza la operación. Musk así lo dejó caer en un mensaje en Twitter este martes. “Mi oferta se basó en que las presentaciones de la SEC de Twitter eran precisas. Ayer, el CEO de Twitter se negó públicamente a mostrar prueba de que son menos del 5%. Este acuerdo no puede avanzar hasta que él lo haga”.

La compañía ha contestado que sigue comprometida a cumplir el acuerdo firmado con Musk en las condiciones y al precio que se fijaron, esto es, unos 44.000 millones de dólares.

Los inversores creen que Musk está buscando una excusa para romper su acuerdo o, como mínimo, para renegociar a la baja la compra de Twitter. El hombre más rico del mundo ofreció 54,20 dólares por acción en un momento en que la Bolsa aún no había sufrido el pinchazo de las últimas semanas. Era una oferta a destiempo, probablemente. Y ahora quiere remediarlo. El lunes dejó claro que no está fuera de la mesa la posibilidad de un precio más bajo que los 44.000 millones de dólares que pactó pagar. Y las acciones han acelerado su caída.

Compartir