Mueren 38 personas en el incendio de una fábrica en China

Treinta y ocho personas murieron y otras dos resultaron heridas en el incendio de una fábrica en el centro de China, informaron este martes las autoridades, que acusan a los empleados de mala manipulación en un trabajo de soldadura.

El fuego se originó en una fábrica en la ciudad de Anyang, en la provincia de Henan, el lunes por la tarde, indicó la agencia oficial de noticias Xinhua.

Los equipos de rescate fueron alertados a las 16H22 (08H22 GMT) del incendio en la planta de Kaixinda Trading Co, recogen los medios estatales.

«Tras recibir la alarma, el destacamento municipal de rescate de incendios fue enviado inmediatamente al lugar», indicó el canal estatal CCTV.

«Unidades de seguridad pública, respuesta de emergencia, administración municipal y suministro de energía corrieron al lugar al mismo tiempo para manejar la urgencia y los trabajos de rescate», añadió.

Según este medio, el incendio quedó extinguido sobre las 23H00 locales.

Imágenes grabadas en el lugar recogidas por medios estatales muestran espesas columnas de humo emergiendo por encima del fuego, que dos camiones de bomberos se esfuerzan por apagar.

Otro video enseña el esqueleto calcinado del edificio una vez las llamas quedaron extinguidas.

Además de los 38 fallecidos hay otras dos personas hospitalizadas pero sin que corra riesgo su vida, indicó CCTV.

Las autoridades indicaron que hay «sospechosos criminales» bajo custodia en vinculación a este incendio, pero no aportaron más detalles.

«Según las primeras indagaciones, el accidente fue desencadenado por una manipulación contraria al reglamento por parte de un empleado de la empresa. (Una operación de) soldadura eléctrica provocó el incendio», aseguró CCTV.

Según la base de datos Tianyancha, la empresa Kaixinda Trading es un mayorista de maquinaria, materiales de construcción, productos químicos no peligrosos, ropa y equipos de extinción de incendios.

– Accidentes recurrentes –

Los accidentes industriales son habituales en China, a menudo causados por un laxo cumplimiento de la normativa de seguridad.

El lunes también hubo una explosión en una fábrica química cerca de Taiyuan, la capital de la provincia vecina de Shanxi, que provocó una densa nube de humo gris en la zona, según videos difundidos en las redes sociales.

Otras imágenes muestran viviendas dañadas, cristales rotos y marcos de ventanas al pie de edificios debido a la explosión, que provocó que muchas personas asustadas salieran huyendo.

«El equipo fue enviado al lugar, el fuego se extinguió. El balance humano todavía se desconoce», dijo el diario oficial Dahebao en la plataforma Weibo.

La fábrica, llamada Jiangyang, ya había sido afectada por una explosión en septiembre de 2021, según Dahebao.

En junio, una persona murió y otra resultó herida por una explosión en una planta química en Shanghái.

El año pasado, una explosión de gas mató a 25 personas y redujo a escombros varios edificios en la ciudad de Shiyan, en el centro del país.

En marzo de 2019, una explosión en una fábrica química en Yancheng, a 260 km de Shanghái, mató a 78 personas y destruyó casas en un radio de varios kilómetros.

Y en 2015, una gigantesca detonación en un almacén químico en la ciudad septentrional de Tianjin causó 165 muertes, en uno de los peores accidentes industriales jamás ocurridos en el gigante asiático.

Compartir