Muere Pebbles, la perrita más vieja del mundo según Guinness

Pebbles era considerada por el Récord Guinness como la perra más vieja del mundo, murió a los 22 años. 

Pebbles, considerada la perra más vieja del mundo, murió esta semana a los 22 años en la ciudad de Taylors, en el estado de Carolina del Norte (EE.UU.).

La Toy Fox Terrier obtuvo el Récord Guiness el pasado 17 de mayo, cuando tenía 22 años y 50 días. Ella nació el 28 de marzo del 2000 en Long Island, en el estado de Nueva York.

Pebbles murió por causas naturales y únicamente le faltaban cinco meses para que cumpliera 23 años.

“Pebbles, el perro más viejo del mundo, lamentablemente falleció de manera natural y en paz en su casa, rodeada de su familia”, compartió su familia  a través de un comunicado.  

Pebbles dio vida a 32 cachorritos 

La familia compartió que Pebbles disfrutaba de la música country  y no era “solo otro perro”, ya que tenía su “propia manera de ser y su propia personalidad”. A lo largo de su vida, la pequeña mascota dio a luz a 32 cachorros y en tres partos diferentes.

Su raza tiene un promedio de vida de entre 12 y 14 años. Sin embargo, según sus dueños, era alimentada desde 2012 con comida para gatos tras un consejo de su veterinario, lo que puede haber contribuido a su longevidad.

Bobbie y Julie cuentan que al conoce a Pebbles supieron que estaban destinados a vivir juntos durante muchos años y el tiempo les dio la razón.

Según su dueña, el secreto de la buena salud de Pebbles tenía relación con el aseo de la perra, que realizaba “con la mayor atención”.

“Fue una compañera única en la vida, y nunca hubo nadie que conociera a Pebbles que no la amara. Ella será profundamente extrañada”, finalizó su publicación Gregory.

Compartir