Legisladora se corta el cabello en Parlamento Europeo en apoyo a mujeres iraníes

La legisladora Abir Al-Sahlani se sumó a las protestas de mujeres iraníes al cortarse el cabello ante el Parlamento Europeo; instó a la UE a actuar contra el régimen tras la muerte de Mahsa Amini a manos de la policía moral

Al grito de «¡mujer, vida y libertad!», la eurodiputada sueca, Abir Al-Sahlani, de origen iraquí, se sumó a las protestas en Irán y se cortó el cabello en tribuna luego de dar un discurso ante el Parlamento regional.

Desde el Pleno, la legisladora externó su apoyo a las mujeres que exigen sus derechos en la nación asiática, donde sacó unas tijeras y procedió a replicar uno de los desafíos que han realizado decenas de las manifestantes iraníes dentro y fuera del país.

Posteriormente, mostró la parte de la coleta que quedó en su mano en señal de protesta por el presunto asesinato de la joven kurda Mahsa Amini a manos de la policía de la moral en Teherán; mientras las mujeres siguen sometidas a un régimen patriarcal y ultraconservador, en el que no son vistas como personas de derechos. 

«La tradición de cortarse el cabello como protesta tiene miles de años. Muestra que la ira es más fuerte que el poder del opresor. Las mujeres de Irán han tenido suficiente.
La UE debería mostrar el mismo coraje y darles pleno apoyoAbir Al-Sahlani, eurodiputada»

Durante su discurso resaltó que la hazaña es un acto de rebelión, mismo que siguen repitiendo decenas de manifestantes, y aseveró que es la muestra más grande de la ira contra el poder opresor.

Igualmente instó a la Unión Europea a actuar ante esta situación, al sostener que este organismo “debería mostrar el mismo coraje y darles un apoyo completo”.

Su acto se registró minutos después de que el alto representante de Exteriores de la Unión Europea, Josep Borrell, se pronunciara por adoptar medidas restrictivas contra el gobierno de Ebrahim Raisi, a más de tres semanas de la muerte de la joven detenida y presuntamente torturada por las autoridades encargadas de vigilar las normas morales, así como el uso del hiyab en Irán.

Compartir