La primera ministra Sanna Marin da negativo en el test de drogas después del polémico vídeo de su fiesta

La página web del Gobierno finlandés ha confirmado que no se han hallado sustancias ilícitas en el test de detección de drogas de Sanna Marin. «El test que se realizó la primera ministra Marin el 19 de agosto de 2022 ha dado negativo», reza el comunicado. Además, aclara que Marin ha abonado de su bolsillo el costo de la prueba.

La líder socialdemócrata se vio obligada a someterse a él tras la polémica publicación de un vídeo el jueves pasado en el que salía bailando en una fiesta y en el que, presuntamente, se hacía mención a la cocaína.

Según el medio ‘MTV Uutiset’, que ha limpiado el audio de la grabación, es la palabra «jauhojengi» («pandilla de la harina») y no «jallu» (un tipo de licor de alta graduación) la que se pronuncia debido a cómo se articulan las vocales en finés.

Así, tras las críticas del nacionalpopulista Partido de los Finlandeses, que reclamaba que se hiciese al test, y a las que se sumó el Partido del Centro, instrumental para sostener la coalición del gobierno de Marin, la líder del Ejecutivo afirmó que no pondría objeción porque «no tenía nada que esconder». «Nunca en mi vida, ni siquiera en mi juventud, he tomado drogas», sentenció el viernes.

Tras conocerse la existencia del vídeo, las redes pronto se llenaron de comentarios de personas indignadas que la tachaban de «irresponsable» y de «no estar capacitada» para el puesto, pero también de muchos usuarios que no comprendían el revuelo y que se mostraban encantados con que los políticos disfruten de su vida privada. Marin, sin embargo, ha lamentado la filtración del mismo por entender que es una intromisión en su intimidad.

Por su parte, el experto en tecnologías de la información, Petteri Järvinen, cree que es posible que la cuenta en redes sociales o el móvil donde se alojaba el archivo «hayan sido hackeados por los rusos» como represalia por la solicitud de adhesión a la OTAN de Finlandia.

Compartir