Jair Bolsonaro defiende a millonarios que planearon golpe contra Lula da Silva

Las elecciones de Brasil para un nuevo presidente están cerca, y los número se cierran entre solo dos candidatos Lula Da Silva y Jair Bolsonaro, sin embargo, unos mensajes descontrolaron todo cuando, varios empresarios millonarios del país, propusieron derrocar al candidato de la izquierda si este ganaba.

Por ello, la policía comenzó a hacer investigaciones y allanamientos en contra de sus propiedades, pues un medio local compartió mensajes entre varios magnates discutiendo cómo hacer un golpe de estado en contra de Da Silva si este ganaba.

El empresario Luciano Hang, quien es uno de los principales donantes y promotores de la campaña de Bolsonaro, fue uno de los investigados, y quien más se ha quejado, diciendo en sus redes sociales que «mi crimen fue hablar por WhatsApp».

Entre los mensajes que enviaron había varios que preocuparon a las personas, por lo cual se tuvo que intervenir de manera oficial, con las investigaciones que fueron criticadas por el actual presidente que busca reelegirse, 

«Preferían un golpe al retorno del PT (partido de Lula Da Silva)»

«La sangre de las víctimas será la sangre de héroes».

Al ser estos empresarios, donadores y personas suscritas a su movimiento, los defendió de las investigaciones, mencionando que esto era el indicio de una dictadura, ya que asegura que están perdiendo sus libertades poco a poco.

«Las nuevas dictaduras no empiezan como en el pasado. Ahora vas perdiendo (las libertades) de a poco. Cuando vas a ver estás completamente amarrado», comentó.

Un juez de aquel país ordenó que estos personajes fueran allanados e investigados, además de pedir que sus redes sociales fueran bloqueadas y sus cuentas de banco, congeladas, lo cual no se sabe si logró acometerse en Brasil.

El mandato del presidente de ultraderecha brasileño terminará este mismo año 2022, luego de que se celebren en octubre las elecciones a la presidencia, aunque en caso de ganar, tendrá un nuevo período de cuatro años.

Sin embargo, en las encuestas no se ve que Jair Bolsonaro sea el favorito, aunque su número de intenciones de voto ha crecido, esto no ha hecho que alcanza a Lula da Silva, quien le lleva ventaja de dobles dígitos, pero esto todavía se decidirá en las casillas.

Compartir