Exabogados de la FIFA dicen que el acuerdo de Neymar y el Barça para ficharlo cumplió la normativa

Recuerdan que no estaba a obligado a aceptar la mejor oferta porque «corresponde al libre albedrío del jugador» elegir club

Dos exabogados de la FIFA han asegurado este jueves en el juicio por el ‘caso Neymar 2’ que los contratos que en 2011 firmaron el jugador y el FC Barcelona para acordar su fichaje para 2014 no incumplieron la normativa de la institución por la que trabajaban.

Los abogados suizos Gianpalo Monteneri y Marc Cavaliero han comparecido como peritos en el juicio que sigue desde el lunes en la Audiencia de Barcelona por presunta estafa y corrupción entre particulares en el traspaso de Neymar para el Barça desde el Santos FC.

Monteneri y Cavaliero han expuesto sus informes, que hacen referencia a la prima de fichaje de 40 millones de euros que el Barça dio a Neymar en 2011 para su traspaso previsto para 2014 –finalmente se adelantó a 2013– y también al adelanto de 10 de esos 40 millones, que el club blaugrana dio al jugador ya en 2011 en forma de préstamo.

En materia de fichajes, la normativa de la FIFA estipula que, si un club quiere fichar a un jugador, debe comunicarlo a su club actual antes de empezar a negociar con él –excepto si le quedan menos de seis meses de contrato–, y las acusaciones cuestionan que el contrato cumpliera este extremo porque el Santos FC ha asegurado que desconocía el acuerdo que Neymar y el Barça cerraron en 2011, cuando el delantero todavía jugaba en Brasil.

Sin embargo, los exabogados de la FIFA han recordado que el Santos FC había enviado una carta a Neymar en la que le daban permiso para buscar otro club y consideran que eso permitía al Barça negociar con él sin avisar antes al Santos, en las mismas condiciones que si su contrato estuviera a menos de medio año de terminar.

A preguntas de la defensa del padre de Neymar, que ha propuesto la prueba pericial que se ha hecho este jueves por la mañana, los abogados han remarcado que el reglamento no prohíbe que los jugadores reciban un anticipo por su fichaje y que no están obligados a aceptar la oferta más cuantiosa, sino que, en palabras de Monteneri, «corresponde al libre albedrío del jugador decidir por qué club va a fichar».

AVALAN EL ANTICIPO DE 10 MILLONES

Los dos expertos en derecho deportivo han coincidido en que el préstamo de 10 millones, a modo de anticipo, tampoco incumplió el código ético de la FIFA, porque en su versión de 2009 –la vigente en 2011– solo prohibía aceptar u ofrecer regalos a los directivos, pero no a los jugadores.

Otro aspecto cuestionado sobre los contratos es si cumplen o no con la premisa fijada en la normativa de la FIFA según la cual terceras partes no pueden influir «en asuntos laborales y sobre transferencias relacionadas con la independencia, la política o la actuación de los equipos del club», y los abogados han contado que el Santos fue sancionado por incumplirlo.

En este juicio, Neymar se enfrenta a una petición de cinco años de cárcel por presunta estafa y corrupción, y también están acusados sus padres, los expresidentes blaugranas Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu, el exvicepresidente del Santos Odilio Rodrigues y los dos clubes como personas jurídicas.

Compartir