El Presidente Bukele condecorará con la Orden Nacional José Matías Delgado en el grado «Gran Cruz Placa de Plata» al Nuncio Apostólico, monseñor Santo Gangemi

Este miércoles por la noche el Presidente Nayib Bukele, reconoció la labor del Nuncio Apostólico, monseñor Santo Gangemi, quien culminó su misión en El Salvador, como representante diplomático de la Santa Sede, cargo que fungía desde septiembre del 2018.

El Nuncio Apostólico, monseñor Santo Gangemi, recibió la condecoración Orden Nacional José Matías Delgado en el grado “Gran Cruz Placa de Plata”, por demostrar su firme compromiso con el país, al contribuir con el fortalecimiento de la Iglesia Católica y promover iniciativas a favor de las grandes mayorías, como la paz, la justicia y la migración.

“Estamos contentos con su misión aquí, representando a la Ciudad del Vaticano, llega el momento de despedirnos de él; pero lo hacemos de la mejor manera, entregándole el máximo premio que damos al cuerpo diplomático. Y decirle con el premio, que es simbólico, obviamente que es una medalla y un pin, cuyo valor no es el real, no representa físicamente, lo que representa espiritualmente, porque es un agradecimiento a su misión, a todo el trabajo que hemos hecho juntos y un recuerdo para que siempre nos lleve en su corazón y en su mente”, comentó el Presidente de la República.

 El Nuncio Apostólico apoyó los esfuerzos en la beatificación de cuatro mártires salvadoreños:  Rutilio Grande, Manuel Solórzano, Nelson Rutilio Lemus y el padre Cosme Spessotto, el pasado 22 de enero. Como también, coordinó para el intercambio entre el Ministerio de Salud, el Despacho de la Primera Dama de la República y el hospital pediátrico Bambino Gesù en materia de primera infancia; así como la comunidad Sant’Egidio, para la integración de los salvadoreños en Italia.

 Ante esto, el Presidente de la República brindó honores a monseñor Santo Gangemi, quien agradeció la condecoración y el trabajo realizado, durante los cuatro años y medio que fungió su labor en el país.

“Señor presidente, una sola palabra, quiere reunir en sí misma todos los sentimientos de este momento, muchas gracias, no solo por la alta condecoración, con la cual ha querido honrarme; sino también, por la tanta otra muestra de atención que ha tenido en distintas circunstancias, no solo para mi persona y para la iglesia local, sino también para la Santa Sede, que se han concretizado sobre distintos encuentros siempre provechosos”, afirmó el Nuncio Apostólico.

Este reconocimiento consolida las relaciones diplomáticas entre El Salvador y la Ciudad del Vaticano, ya que recientemente el vicepresidente de la República, Félix Ulloa, en representación del Presidente Bukele, lideró una comitiva de salvadoreños, que agradecieron al Papa Francisco por la beatificación de los mártires salvadoreños.

Compartir