EE.UU. acusa a Rusia de enviar agentes a Ucrania para crear un pretexto que justifique invasión

Estados Unidos acusó este viernes a Rusia de haber «preposicionado» agentes en Ucrania para llevar a cabo una operación que podría servir de «pretexto para una invasión».

Estados Unidos acusó este viernes a Rusia de «trabajar activamente» para crear un pretexto con el fin de invadir o entrar en Ucrania.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, dijo en una rueda de prensa que tienen información de que Rusia ha posicionado a un grupo de efectivos para orquestar una operación con vistas a crear un pretexto para entrar en suelo ucraniano.

«Rusia sienta las bases para tener la posibilidad de fabricar un pretexto para una invasión, incluso a través de actos de sabotaje y operaciones de información, acusando a Ucrania de planear un ataque inminente contra las fuerzas rusas en el este de Ucrania», dijo un alto cargo estadounidense, citando información de la que dispone Washington.

«El ejército ruso prevé iniciar estas actividades varias semanas antes de una invasión militar, que podría comenzar entre mediados de enero y mediados de febrero», advirtió, y estimó que un ataque de este tipo podría ir acompañado de «violaciones generalizadas de los derechos humanos y de crímenes de guerra», si fracasa la diplomacia.

Una serie de reuniones de alto nivel esta semana entre Occidente y los rusos no ha evitado, por el momento, el riesgo de una nueva guerra en Ucrania.

Estadounidenses, europeos y ucranianos acusan a Rusia de haber desplegado cerca de 100.000 soldados en la frontera con vistas a una posible invasión del país vecino. Moscú niega tener intención de hacerlo y afirma que quiere defenderse de la política de ampliación hacia el este de la OTAN, que considera amenazante a sus puertas.

Rusia niega acusación
Rusia rechazó el viernes las acusaciones de Estados Unidos de haber enviado agentes a Ucrania para realizar actos de sabotaje que le ofrezcan un pretexto para invadir a su vecino del este de Europa.

«Hasta ahora, todas esas declaraciones han sido infundadas y no hay nada que las confirme», declaró el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskiv, citado por la agencia TASS.

Compartir