Cuál fue el ostentoso regalo que la hija no reconocida de “El Chapo” dijo recibir del narcotraficante

Rosa Isela Guzmán Ortiz, una de las hijas no reconocidas de Joaquín “El Chapo” Guzmán, llegó a decir que su padre cruzó con total impunidad la frontera con Estados Unidos para visitarla a ella y a sus nietos a finales de 2015.

“El Chapo”, por su parte, ya se había reunido con la actriz Kate del Castillo y Sean Penn en aquella polémica entrevista que, según se dijo, contribuyó a su captura definitiva, que se terminaría concretado en cuestión de meses.

Según el testimonio de Guzmán Ortiz recabado por el periódico británico The Guardian, todas esas circunstancias no impidieron que “El Chapo” viajara, gracias a la presunta complicidad de funcionarios corruptos, al estado de California para visitar a una de sus supuestas hijas.

Rosa Isela le dijo a The Guardian que el narcotraficante había cruzado la frontera con Estados Unidos para ver la casa de cinco recámaras y un enorme jardín que le había comprado a ella y a sus cuatro hijos.

“El dinero me lo depositó mi papá en una cuenta bancaria con un abogado y tiempo después llegó a ver la casa, su casa. Ha venido en dos ocasiones”, aseguró la mujer que concedió la entrevista al diario inglés con la condición de que la ubicación de su casa no fuera revelada.

La casa, según detalló la hija no reconocida de “El Chapo”, cuenta con cinco dormitorios, tres baños, una extensa sala de juegos, un jardín y un garaje con espacio para cuatro carros.

Polémica con Emma Coronel

A pesar de que nadie en la familia del capo la reconoce, Rosa Isela ha afirmado una y otra vez que sí es parte de la dinastía Guzmán.

“Le digo que lo quiero mucho, que estamos muy preocupados por él. Somos 16 hermanos”, dijo a la revista People en Español en 2017.

En aquel año, los medios locales citaban que esta mujer acudía a las audiencias de Joaquín Guzmán Loera.

Sus declaraciones llamaron la atención pues afirmaba que su presunto padre había sido traicionado por políticos mexicanos a quienes financiaba en sus campañas políticas, de acuerdo con el diario The Guardian. Rosa Isela desmintió después al diario sobre esas aseveraciones.

Las dudas sobre si era hija o no de Guzmán Loera llevaron a Emma Coronel a difundir una carta en que la asegura que esa mujer no es parte de la familia del Chapo, incluso dijo que él no la conocía y no recordaba quién era su madre.

La carta fue enviada a diversos medios mexicanos en marzo de 2016.

“Ayer 4 de marzo, por los medios de comunicación, me enteré de una persona llamada Rosa Isela, quien afirma ser hija del Sr. Joaquín Guzmán, por lo que quiero comentar que cuando estuvo detenido Joaquín me comentó que esta mujer empezó a escribirle cartas diciendo que su mamá le había dicho que él era su papá, fue la primera vez que él escuchó de ella, y por cortesía le contestó y no la desmintió, pero nunca pudo recordar quién era su mamá, de nombre María Luisa, por lo que si verdaderamente existiera una acta de nacimiento donde Joaquín la reconoce como su hija se investigará y se hará lo necesario, incluso se le solicitará una prueba de ADN”, escribió Emma Coronel.

Tras la captura de Ovidio Guzmán López, uno de los hijos reconocidos de “El Chapo”, Rosa Isela, además de mostrarse despreocupada por el arresto de su “medio hermano”, compartió una serie de fotografías de lo que serían cartas que supuestamente su papá le envió desde ADX Florence, la cárcel de máxima seguridad en donde se encuentra.

Pese a que fue imposible entender por completo lo que decían las misivas, sí se aclanzaron apreciar algunos mensajes de amor a Rosa Isela y hacia los hijos de ella.

“Me despido, hija. Te quiere tu papá, Joaquín Guzmán L.”, “A mis nietos hermosos diles que quiero conocerlos al menos en fotografía”, “Tu papá te quiere”, son algunas de las oraciones que se pudieron leer.

Compartir