Capturan a exempleados de Sánchez Cerén por desvío de $183 millones

La Fiscalía General de la Republica (FGR), ordenó la detención para ex empleados de la presidencia de Salvador Sánchez Cerén por lavado de dinero y peculado.

Según las investigaciones, entre el 1 de junio de 2014 y el 31 de mayo de 2019 desviaron fondos de la partida presupuestaria denominada GASTOS RESERVADOS, por un monto de US$183,860,715.02.

Dichos fondos fueron desviados mediante la emisión de cheques de la Cuenta Institucional Subsidiaria del Tesoro Público, hacía seis cuentas bancarias no autorizadas por la Dirección General de Tesorería del Ministerio de Hacienda.

También, se desviaron fondos provenientes de donaciones de China Taiwán por un monto de US$3,968,547.19., hacia cuentas de las que luego se emitieron cheques para el pago de supuestos proveedores.

Las autoridades ejecutaron las primeras capturas y entre ellos, Jorge Antonio Revelo, jefe del Estado Mayor Presidencial, acusado de Peculado y Lavado de Dinero, quien gestionó pagos salariales complementarios para el Estado Mayor sin cumplir los requisitos de Ley. Su detención fue realizada en Panchimalco.

En San Salvador capturaron a Alexander Benítez Peña, Propietario de Box Car y Taller Frenos y Más, acusado de Lavado de Dinero y Activos, a quien se le destinaron fondos en concepto de proveedor de servicios de la Presidencia sin estar inscrito como tal.2

 En el municipio de San Marcos, en el departamento de San Salvador, fue capturad Daysi Armida Díaz, Tesorera Institucional de la Presidencia, período noviembre de 2016- mayo de 2019, acusada de Peculado, quien firmó 193 cheques provenientes del Estado y destinados a 6 cuentas aperturadas sin requisitos de Ley.

Con estas acciones, la Fiscalía General de la República da un duro golpe a estructuras de corrupción que habían estado enquistadas en las más altas esferas del Estado, en detrimento de la población salvadoreña.

Compartir