Buscan llevar el “corazón” de Maradona a Qatar 2022 para una campaña

La idea es llevar la parte más sentimental de Maradona a Qatar 2022 para una campaña de donación de órganos.

A través de las redes sociales comenzó a circular la idea de llevar el “corazón” de Diego Armando Maradona al Mundial de Qatar 2022, para llevar a cabo una importante campaña de donación de órganos.

Javier Mentasti, un publicista argentino fanático de Maradona, tiene como objetivo hacer que esta idea se haga realidad y forme parte de una campaña de concientización en la Copa del Mundo para donar órganos.

Según información de Merca2.0, Mentasti le dijo a los medios argentinos que “es probable que sea el último Mundial de Messi y es el primero en el que Maradona no esté físicamente”, por eso, pensó “en que algo había que hacer” rumbo al Mundial de Qatar 2022.

A pesar de que hasta el momento no hay un insight claro, Mentasti le dijo a TN que “hay muchas propuestas para analizar y ver cómo se puede concretar la idea”. “comenzamos a hablar con el equipo creativo de la agencia y salió la idea de ‘llevarlo’ de alguna forma a Qatar”.

Cabe destacar que, Mentasti trabajó en distintas agencias de publicidad y en 2020 fundó Bombay, que hoy tiene presencia, además de Argentina, en México y los Estados Unidos, donde vive.

“Soy muy fanático de Maradona en numerosos aspectos, la idea surgió al imaginar lo que hubiese querido. Creo que él querría estar presente, dando sus fuerzas, hablando con los jugadores. Pero no está”, apuntó.

Mentasti aclara que la idea no es “llevar un órgano en un frasco de formol al Mundial”, pero agregó: “es cierto que cada uno dejó llevar su imaginación”. “Allí es cuando se nos ocurrió poder hacer una relación con la concientización sobre la donación de órganos”, remarcó.

Por ahora, sólo hubo algunos contactos con fundaciones y con el Incucai, el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante, que impulsa, normatiza, coordina y fiscaliza las actividades de donación y trasplante de órganos, tejidos y células en Argentina.

Compartir