Avance del COVID-19 en animales preocupa a científicos

Al menos 24 estados de EE.UU. han detectado diversos casos de COVID-19 en animales como osos, ciervos, alces y lobos.

El COVID-19 en animales está preocupando a los expertos en animales silvestres, como lobos, alces, ciervos y osos en los bosques de Minnesota. Los investigadores de todo el mundo intentan averiguar cómo y dónde se está propagando el virus en un momento el que las agencias internacionales de salud abogan por un mayor seguimiento de los animales infectados.

La evolución del virus SARS-CoV-2 ha preocupado a la comunidad científica, ya que se han generado peligrosas mutaciones virales que han aumentado de manera alarmante los contagios a nivel internacional.

Aunque no son animales silvestres, aseguran que los perros y gatos necesitan su propia vacuna, ya que cuando sus humanos se han contagiado de COVID-19, el virus también se pasa a ellos y viceversa, lo que podría ser una historia sin fin.

El investigador postdoctoral, Todd Kautz, señaló que rastrear este virus, puede significar trabajar en temperaturas bajo cero, o en caminos helados y andar en la nieve profunda. Los más peligroso, es la necesidad de acercarse peligrosamente a la vida silvestre.

Este expero, tuvo que acostarse boca abajo en la nieve y se arrastró por la estrecha guarida de un oso negro en hibernación para poder hacerle una prueba del virus, y para asegurarse de que estaba a salvo, con una linterna alumbró el hocico del animal.

“Si el virus puede establecerse en una reserva para animales salvajes, siempre estará ahí”.

Señaló además que la pandemia es un ejemplo claro de lo estrecho que está vinculada la salud de los animales con la de los humanos y aunque aún no se ha demostrado el origen del virus SARS-CoV-2, muchos científicos creen que saltó de los murciélagos a los humanos.

Está científicamente comprobado que esto sí pasa, ya que muchos animales domésticos resultaron contagiados luego de que sus dueños dieran positivo. 

La propagación de COVID-19 en animales preocupa a los científicos, ya que cada vez son más los casos que se registran en el mundo y esto puede provocar que la pandemia no tenga un fin pronto.

Compartir