América vs Manchester City: el momento en que Memo Ochoa y Jack Grealish casi se pelean

Las Águilas del América se presentaron en la cancha del NGR Stadium para entablar su segundo encuentro internacional contra el Manchester City. Aunque la afición centró su atención en el equipo mexicano, pues en los primeros minutos del encuentro se encontraron cerca de abrir el marcador, una peculiar escena se robó los reflectores. Y es que el arquero Guillermo Ochoa y Jack Grealish estuvieron a punto de pelearse.

En el minuto 24, los citizens estuvieron a punto de vulnerar el arco americanista con un pase filtrado hacia la posición del número 10. En la cobertura Jorge Sánchez logró ganar la posesión del balón, aunque con su movimiento provocó el tropiezo de Grealish. El inglés no pudo evitar llegar hasta la zona de influencia de Guillermo Ochoa, aunque cuando tuvo la oportunidad de incorporarse reclamó una falta en contra.

Disgustado por el criterio del juez central, elevó los brazos para reclamar. En ese momento, el arquero de la Selección Mexicana lo tomó del brazo para levantarlo del césped, pero el gesto incomodó más a Grealish. Como respuesta, soltó un manotazo a Ochoa, quien a su vez lo empujó por la espalda para que continuara jugando. Cuando el 10 inglés pudo ponerse de pie, agredió a su interlocutor con un empujón, aunque su conducta fue respondida.

Mientras los dos implicados en la escena intercambiaron palabras, Néstor Araujo y Richard Sánchez intervinieron para separarlos. Al cabo de unos segundos, los alrededores del área se llenaron de jugadores de ambas escuadras que calmaron la tensión con rapidez. Aunque Ochoa se separó del grupo casi de inmediato, dio a conocer su disgusto con el rostro, así como un airado reclamo al árbitro y los rivales.

Si bien la escena no trascendió más allá de los empujones, sí sembró rispidez entre los 22 jugadores en la grama. A partir de entonces el contacto físico se volvió más evidente entre los dos bandos. Incluso, la primera amonestación para el cuadro de Inglaterra llegó después de haber cometido una dura entrada en contra de Jorge Sánchez.

Por su parte, Memo Ochoa no pudo impedir la caída de su arco, pues seis minutos después de la tensa escena, Kevin de Bruyne abrió el marcador. Gracias a una rápida jugada ofensiva, el número 17 pudo eludir la presión de sus contrincantes y encontró espacio suficiente para disparar desde afuera del área.

El Tano optó por cambiar al encargado de defender la portería casi de inmediato, por lo que Óscar Jiménez tomó las riendas. El ímpetu entre ambas escuadras permaneció latente hasta entonces, pero benefició al equipo mexicano. A dos minutos del cumplimiento en el cronómetro reglamentario Henry Martín se reivindicó y marcó uno de los mejores goles en su carrera.

Después de recibir un pase filtrado, realizó un recorte con el cual logró esquivar a Nathan Aké y superó al arquero Stefan Ortega con una definición de pierna izquierda. A pesar del júbilo en la grada americanista, Kevin de Bruyne acalló los gritos unos segundos más tarde con el segundo gol de su cuenta.

El marcador no volvió a moverse en la segunda mitad y el Tano Ortíz cumplió con su objetivo de darle minutos de juego a gran parte de su plantel. A pesar de la derrota, deberá prepararse para encarar a los Xolos de Tijuana el fin de semana, así como al Real Madrid el próximo 26 de julio en la cancha del Oracle Park de San Francisco, California.

Compartir