Ministro Rolando Castro enumera camándula de delitos de Neto Muyshondt y cuestiona a periódico que prefiere defender al delincuente de El Salvador

El ministro de Trabajo, Rolando Castro, ha sido uno de los guerreros contra la corrupción y por esa razón cuestionó a La Prensa Gráfica que prefirió defender a Ernesto Muyshondt, el exalcalde que pactó con pandilleros y se apropió de las retenciones laborales que descontaba a sus empleados en una empresa y en la alcaldía y no lo reportaba a Hacienda, entre otros delitos.

Castro, quién ha sido uno de los defensores de los trabajadores y en este caso, los empleados municipales  acudieron al Ministerio de Trabajo como primera instancia para interponer la denuncia del no traslado de las retenciones laborales causando daños irreversibles como la pérdida de sus viviendas.

“1- Entregar dinero a las pandillas?

2- No pagar las retenciones de trabajadores de su empresa?

3- No pagar la renta al estado?

4- No pagar cerca de 9 millones de los trabajadores municipales?

5- No pagar a los proveedores? Solo para @prensagrafica  es preso político. No mientan”, señaló en sus redes sociales.

Sus deudas

De $47.538,282.94 es la deuda que dejó el ex alcalde de San Salvador,  a la actual administración de Mario Durán, según los hallazgos descubiertos durante el su primer mes de gestión.

La mayor parte de la deuda se registra en rubro de pago a proveedores con propios y asciende a $20.6 millones. Mientras que la deuda general descentralizada sobrepasa los $16.6 millones.

Muyshondt fue detenido en las últimas horas por el delito apropiación indebida de retenciones laborales, cuyo monto asciende a los $8 millones y luego que un tribunal de instrucción le decretara arresto domiciliar y uso de  brazalete electrónico, por el proceso en su contra vinculado a las negociaciones con pandillas.

El pasado mes de diciembre el ex alcalde se vio involucrado en otro escándalo, luego que con fondos de la comuna capitalina pagó $299,151 por la instalación de una bandera de El Salvador en el redondel Masferrer, mismas que se daño 5 días después, en medio de una crisis sanitaria que enfrentaba la ciudad por la acumulación de promontorios de basura, ante la deuda  de $ 4 millones que mantenía con la empresa MIDES por la disposición final de los desechos sólidos.