Tras falta de respeto de #NetoMuyshondt a capitalinos presentándose a evento borracho, ciudadanos se burlan del alcalde y le crean el hashtag #NetoBolo

El alcalde de San Salvador estuvo en una entrevista televisiva en estado de ebriedad y posteriormente para que no quepa la menor duda de su problema con el alcohol llegó a un evento público en las mismas condiciones. Es lógico, el alcalde de la ciudad capital, Ernesto Muyshondt, se encuentra desesperado de ver los resultados en las últimas encuestas que demuestran que perderá la joya de la corona, la alcaldía de San Salvador. El control de la situación parece habérsele escapado de las manos, incluso a sus asesores políticos que lo han expuesto no solo a entrevistas televisivas en evidente estado de ebriedad, también le han avalado presentarse a actividades en la misma condición faltándoles el respeto a sus asistentes y a todos los capitalinos.

La noche del 22 de febrero, mientras empleados municipales realizaban una vigilia para pedirle al creador que no sea elegido en la alcaldía de nuevo, este prefirió tomarse unos tragos de más y llegar a un evento público, hablando improperios frente a niños y faltándoles el respeto con su estado, poco profesional. Los asistentes no dudaron en captar las imágenes y confirmar que, evidentemente, se presentó una vez más, borracho frente al público.

La situación se le ha salido del control, tal y como lo expresó el diputado por GANA, Guillermo Gallegos quien asegura que le llamó para cuestionarle por qué acudió al evento en estado de ebriedad, y no le respondió la pregunta porque le dijo la verdad:  “anoche andabas tomado, yo le dije y no me contestó, quizá le dio pena”, señaló Gallegos.

Las redes sociales no se hicieron esperar. Los capitalinos que ya no soportan un solo día de esta gestión que los ha dejado en el olvido por la falta de obras y transparencia hicieron diferentes videos para mofarse de su condición etílica y le crearon un hashtag “#NetoBolo” y otros más subiditos de tono.

Por su parte la diputada, Rebeca Cervantes, calificó la situación preocupante del edil capitalino, “Independientemente de su mala estrategia política es preocupante el actual estado del edil capitalino, entiendo que una campaña puede ser desgastante pero su reiterada imagen donde pareciera alcoholizado es preocupante de verdad…”, puntualizó.

El ministro de Trabajo, también sentó postura esta mañana y pidió a la prensa nacional exigir respeto y fiscalizar las condiciones en las que funcionarios públicos hacen las convocatorias y su presentación ante estas. Mientras que en la red social de Twitter, pidió al Tribunal Supremo Electoral (TSE) también fiscalizar las condiciones en las que se presentan candidatos a elección popular.

Los últimos días del alcalde de la ciudad capital tampoco tendrán un feliz desenlace. Lejos de esto parecieran recoger los peores recuerdos de una gestión poco transparente y un alcalde nada profesional que ha sucumbido a la desesperación y al licor.