Ministro de Trabajo señala que el alcalde d’Aubuisson «sentó un precedente nefasto» al desobedecer a un alto tribunal que le ordenó el reinstalo de trabajadores

El Ministro de Trabajo, Rolando Castro, se pronunció en contra del alcalde de Santa Tecla, Roberto d’Aubuisson, quien desobedeció una orden judicial de reinstalar a más de 150 empleados que despidió injustificadamente, el primer día hábil del año 2021 que fue ayer martes 5 de enero.

Decenas de trabajadores que han esperado por más de un año se acercaron a las instalaciones de la alcaldía listos para retomar sus posiciones de trabajo pero el edil giro instrucciones a los empleados de seguridad que no los dejaran entrar.

«Ayer se sentó un precedente nefasto y una violación al estado de derecho en El Salvador, porque un tribunal competente ordenó a Roberto d’Aubuisson reinstalar a los trabajaros a partir del primer día hábil del 2021 así lo dice categóricamente la resolución, esta resolución es inapelable, por lo tanto ya no hay instancias arriba de orden superior ni de mayor jerarquía jurídica que pueda contravenir una decisión como esta», señaló el ministro de Trabajo.

El funcionario adelantó que los abogados defensores de los trabajadores han acudido al tribunal competente para que certifique a la Fiscalía General de la República (FGR) el desacato a una resolución judicial para que proceda de inmediato. «Veremos en esta oportunidad si no hay negligencia de parte de la FGR porque tienen que aplicar con base al estado de derecho», reflexionó.

Según Castro, la acción de d’Aubuisson no solo es un precedente nefasto sino que pone a prueba a la FRG y la obliga a actuar; en ese sentido esperan que proceda penalmente incluso mencionó que el delito de desobediencia en este momento se encuentra en la etapa de flagrancia por lo cual incluso podría ser detenido de forma inmediata.