Ministro Rolando Castro enviará este martes segundo contingente de salvadoreños a trabajar a EEUU para evitar viaje ilegal

Óscar Alberto Martínez, tenía sus sueños trazados con su hija de 23 meses. Su idea era emigrar a Estados Unidos y conseguir el Sueño Americano. Su intento se vio truncado. Ambos fallecieron el pasado 24 de junio de 2019 ahogados.  La fotografía de sus dos cuerpos a orillas del caudal dieron la vuelta al mundo y captaron las miradas de la tragedia que enfrentan los inmigrantes que buscan mejores oportunidades fuera de las fronteras centroamericanas. La lucha la hacen a toda costa y la estampa lo retrata a cabalidad el esfuerzo y la muerte a la que se enfrentan.

La imagen ha quedado estampada en la mente de funcionarios de El Salvador y por esa razón el ministro de Trabajo, Rolando Castro, ha impulsado el Programa de Migración Laboral para que los salvadoreños que deseen buscar oportunidades puedan viajar con visas H2-A (agricultura) y esta vez H2B (construcción), para que puedan desempeñarse de forma legal en trabajos que requieren empleadores en esa nación.

“Estamos haciendo este esfuerzo para mejorar las condiciones de los salvadoreños y evitar el drama humano al que se expuso este pobre hombre y su hija en el río Bravo. No queremos que estoy vuelva a ocurrir. Hemos hecho gestiones para que nuestra fuerza laboral viaje con todos los documentos en regla y por avión a realizar estos trabajos”, señaló Castro.

Esta semana parte un segundo contingente de salvadoreños con rumbo hacia Estados Unidos como parte del Programa de Migración Laboral que ejecuta el Ministerio de Trabajo. La salida se tiene programada para este martes 8 de diciembre.

Se trata de un grupo de aproximadamente 70 salvadoreños que se dirige hacia el estado de Misisipi. De acuerdo al titular del Ministerio de Trabajo, este programa nace con la finalidad de “evitar el drama humano erradicando el viaje ilegal”, indicó desde su cuenta de Twitter.