Revelan que hermano de Rodolfo Parker tiene plaza fantasma en el TSE

Trascendió que un hermano del diputado democristiano, Rodolfo Parker Soto, desde el 2008 trabaja en el Tribunal Supremo Electoral como asistente de la Dirección de Fortalecimiento y con un salario mensual de $1,627.50.

Según información divulgada por Diario La Página, se trata de Jorge Alberto Parker Soto, de quien se dice que no existe ningún informe o evidencia física del trabajo que realiza en el TSE, según información que tres personas dieron a ese medio de comunicación electrónico.

Los denunciantes dijeron a Diario La Página, que Jorge Alberto Parker Soto nunca ha llegado a la oficina del Tribunal Supremo Electoral, que es donde presuntamente debería desempeñar sus labores diarias, por lo que dicen que se trata de una plaza fantasma.

De igual forma se dijo que el TSE tiene contratado a Johan Alberto Tomasino Ramírez con un salario de $2,000 mensuales en calidad de asesor del magistrado de ARENA, Guillermo Wellman. Sin embargo, esta persona estaría a cargo de la oficina jurídica propiedad de Wellman en el ejercicio privado.

Los denunciantes dijeron que por orden del magistrado Wellman contrataron a Romy Dayanara Villalta Callejas, quien también no cumple sus obligaciones de trabajo por presuntamente tener un trato con Wellman.

Otra de las plazas fantasmas sería la de Erick Orlando Contreras Pineda, quien no se presenta a laborar, pero recibe un salario por $2,472 mensuales en el cargo de Subdirector de Atención a Partidos Políticos y Organizaciones Sociales. Contreras Pineda sería miembro del Consejo Ejecutivo Nacional de ARENA (COENA).

La Página también habla de la plaza irregular de Mario Marroquín Cortez, yerno del diputado de ARENA, Alberto Romero y recibe de salario $2,500 mensuales en calidad de capacitaciones.

Por el FMLN se habla de Oscar Guillermo Ramirio Sánchez, compañero de vida de Norma Guevara y Malcolm Cartagena, sobrino de Silvia Idalia Cartagena de Mármol, magistrada del TSE. Este último no llega a trabajar desde hace varios meses por supuesta incapacidad médica.