Ministro de Trabajo, Rolando Castro respecto a allanamiento a Salud: La Fiscalía hizo privación de libertad de los empleados

El ministro de Trabajo, Rolando Castro, reprocha el proceso irregular que la Fiscalía General de la República (FGR) realiza desde hace más de 60 horas en el Ministerio de Salud, lo cual ha interrumpido el funcionamiento de la institución en medio de la pandemia del covid-19.

De acuerdo al funcionario el procedimiento no se puede llamar un allanamiento porque los fiscales no presentaron una orden judicial, tampoco se hicieron acompañar de la Policía Nacional Civil (PNC) y porque considera que “ahí hubo privación de libertad”.

Para el funcionario esta acción viene a desenmascarar las verdaderas intenciones que tiene el fiscal general, Raúl Melara, al frente de esa institución que es favorecer a los partidos políticos por lo que adelanta este movimiento “Es una estrategia de cara a los 100 días de las elecciones”.

Esta no sería la primera vez que el fiscal favorecería a miembros del partido ARENA, el ministro Castro pone el dedo en el renglón sobre su débil actuación en los casos donde el alcalde de Santa Tecla, Roberto d’Aubuisson, debería ser procesado por desacato de resoluciones judicial por no reinstalar a más de 150 empleados que despidió de forma injustificada.

También mencionó el caso del alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, quien a pesar que ya es procesado por negociar con pandillas, cometió otro delito al apropiarse de las cuotas laborales de los empleados de la comuna capitalina, por lo cual debería ser detenido de inmediato; sin embargo el Fiscal no actúa.

En medio de ese panorama de irregularidades y claros favorecimientos al partido ARENA, el funcionario Castro menciona que el Ministerio de Salud debe iniciar procesos legales debido a que el supuesto allanamiento ha paralizado actividades esenciales que garantizan la salud y la vida de muchos salvadoreños, como el abastecimiento de toda la red nacional de hospitales, unidades de salud y todo tipo de servicios médicos públicos.