¿No le importa la salud de los capitalinos? Luego de que reos limpiaran, por segunda vez, la basura de la quebrada El Garrobo, la alcaldía de Neto Muyshondt reincide en tirar más desechos

Mientras 200 reos en fase de confianza han apoyado las tareas de limpieza en la quebrada El Garrobo, ubicada en la zona sur de la capital, la alcaldía de San Salvador, lejos de agradecer el apoyo gubernamental ante la crisis sanitaria que ha generado la falta de recolección de basura, sigue generando promontorios de desechos en la zona, lo que demuestra su falta de interés por resolver una situación que ellos mismos crearon.

En videos y fotografías, que circulan en redes sociales, se confirma que cuadrillas de la alcaldía capitalina arrojan basura recolectada en la zona a un punto de la quebrada, algo que con las lluvias por la situación climatológica que vive el país puede generar problemas como inundaciones o una crisis sanitaria por el mal manejo de los desechos.

A esto hay que agregarle que los empleados de la comuna siguen sin recibir trajes de protección por las lluvias o equipo de bioseguridad, como mascarillas o guantes,  ya que el alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, además de deber más de $4 millones a MIDES (por dos años de servicio de disposición final de desechos), tampoco les ha pagado a proveedores de estos insumos.

Todo esto confirma que el edil, lejos de buscar soluciones a estos problemas que le competen, prefiere gastar más de $300,000 en una bandera, hecho que demuestra la falta de claridad y de liderazgo para gobernar la capital salvadoreña.

Hay que recordar que empleados del Ministerio de Obras Públicas (MOP) y reos en fase de confianza de la Dirección General de Centros Penales han colaborado en limpiar esta quebrada, que desemboca en el río Acelhuate y que, al acumular basura, conlleva desbordamientos, inundaciones y otros daños.