Autoridades decretan Alerta Roja ante llegada de huracán Eta a Honduras y Nicaragua y posible influencia en el país, GOES evacúa a población vulnerable

El Gobierno del Presidente Nayib Bukele decretó la noche  de este lunes Alerta Naranja ante la llegada a Centroamérica del huracán Eta, que ya se elevó a categoría 4 y que se prevé tendrá influencia en el país. El fenómeno ha alcanzado vientos mayores a los 200 kilómetros por hora.

Esto implica que las 14 comisiones departamentales de Protección Civil ya realizan las evacuaciones pertinentes  con  el traslado de los adultos mayores y se están movilizando los equipos hacia los albergues para atender a la población de la mejor manera posible. El Ministro de Gobernación Mario Durán, llamó a todas las instituciones a estar en disposición y tomar las medidas necesarias para atener a la población más vulnerable.

De momento el 30 % de los centros de salud y hospitales estarán destinados a atender las situaciones que se presenten de cara al huracán.

Asimismo, el Gobierno ha habilitado 1,152 albergues, 500 de los cuales son escuelas. Además, se han activados todos los planes para coordinar ayuda para las personas que necesiten evacuar sus zonas de residencia ante riesgos de inundaciones o deslaves.

Por su parte, la comisionada presidencial para operaciones del gabinete, Carolina Recinos, hizo un llamado a los alcaldes a trabajar en función de la emergencia y a apoyar las labores del Ejecutivo y atender esta emergencia.

La Comisionada presidencial, anunció que desde anoche comenzaron las evacuaciones preventivas en el Bajo Lempa, zonas aledañas al río Grande y el área del golfo.

«Entre los lugares donde se iniciarán con las evacuaciones se encuentran la zona del Bajo Lempa, en los alrededores del río Grande (San Miguel) y en el Golfo de Fonseca. Estas medidas se ejecutarán durante la noche de este lunes», indicó

Las autoridades de Gobierno aseguraron que el miércoles y jueves habrá precipitaciones en todo el país, especialmente en la zona oriental. Estas irán disminuyendo a partir del viernes. “A cualquier zona que esté propensa a inundarse, o zonas con desastres en ocasiones anteriores, hay que ponerles atención”, sostuvo el ministro de Medio Ambiente, Fernando López.

Agregaron que las actividades marítimas, ya sea de pesca o recreación, se mantienen suspendidas, así como las licencias para agentes de la Policía Nacional Civil (PNC).