A Neto Muyshondt parece no importarle la salud de los capitalinos, sigue sin obedecer orden de cierre de botadero Aragón que afecta a más de 5 mil habitantes

Siete comunidades y los automovilistas que transitan por el botadero a cielo abierto, Aragón, están en riesgo. Se trata de más de 5 mil los habitantes que estarían siendo afectados por la proliferación de enfermedades causadas por el vector contaminante de la zona donde se arrojan los desechos de la ciudad capital.

El alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt parece no importarle la salud de los ciudadanos pues continúa infectando a más de 5 mil habitantes que viven en los alrededores del botadero a cielo abierto Aragón, ubicado en los límites de San Salvador y generando un foco de contaminación en más de siete comunidades aledañas.

Mientras tanto, en redes sociales, circulan fotografías y videos de las condiciones actuales del botadero  ubicado en la autopista hacia Comalapa el cual se mantiene a cielo abierto y es un foco de infección y pone en riesgo la salud de los habitantes de la zona.

Las imágenes demuestran que el alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, no ha cumplido una resolución de un juzgado Medio Ambiental que ordenó hace dos años el cierre definitivo de ese botadero.

Las imágenes que son actuales muestran camiones de la comuna llevando los desechos sólidos de la población que son tratados de forma inadecuada el cual pone en peligro la salud de los vecinos.

Hace menos de un mes los habitantes de las comunidades aledañas bloquearon el acceso del botadero para exigir su cierre; sin embargo el edil de San Salvador otra vez ignoró no solo la orden judicial sino el clamor de los más de 5 mil habitantes donde hay niños y personas de la tercera edad.

El problema de ese botadero es que ya generó complicaciones en la salud de los habitantes como una familia que padeció de fiebre tifoidea a causa de la proliferación de moscas y considerándose un vector de enfermedades.