Por tercer día sindicalistas municipales de San Salvador realizan protesta hasta que fiscal procese a alcalde Muyshondt

Los empleados municipales y agremiados a la Asociación Salvadoreña de Trabajadores Municipales (ASTRAM) se manifestaron nuevamente frente a la alcaldía de San Salvador, para exigir al alcalde, Ernesto Muyshondt, traslade las retenciones laborales que han sido descontadas de sus salarios durante un año a las instituciones financieras y otras entidades.  

De acuerdo a los empleados afectados el edil cobra de los salarios las cuotas pero las retiene (se las queda) y lejos de trasladarlas a las instituciones adeuda $6 millones de los salarios de los empleados, siendo esta la alcaldía que mayor tributo recoge a nivel nacional.

La protesta se realiza como medida de presión a las autoridades ya que el fiscal general, Raúl Melara, ya tiene toda la evidencia del desfalco a los salarios de los trabajadores y con las evidencias del ilícito no ha iniciado un proceso penal. Mientras tanto el tráfico se ve colapsado porque el cierre fue en ambos sentidos de la Alameda Juan Pablo II, como una medida de protesta para exigir el pago de retenciones salariales.

El secretario de organización de ASTRAM, Adolfo Ramos, explicó que dicha protesta exige que el alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt estaría cumpliendo un año de no hacer el respectivo traslado de retenciones salariales y que este delito se estipula en el artículo 245 del Código Penal con una pena de hasta ocho años de cárcel.

Al mismo tiempo, el secretario de la asociación cuestionó al fiscal general de la República,  cuál es el impedimento legal para no proceder contra el alcalde de San Salvador.

“El artículo también establece que este delito es pagadero con prisión de dos a ocho años. También exigir al fiscal general, Raúl Melara, para que proceda, ¿qué impedimento legal tiene para no proceder contra este delincuente confeso Ernesto Muyshondt?, es ladrón del dinero de los trabajadores municipales y en base a eso es que estamos enfocando la continuidad de nuestras demandas, pidiendo justicia”, recalcó Adolfo Ramos.

Con pancartas en mano, desfilaban denuncias por el impago de las AFP, ISSS y las cuotas que deben cancelar en el Fondo Social para la Vivienda (FSV) a los empleados de la Alcaldía de San Salvador.

El grupo sindical exige al alcalde Ernesto Muyshondt realizar el pago de las retenciones que ya realizó a sus salarios, pues aseguran que los impagos están generando mora en sus deudas.