Capturan al agresor de mujer que fue captado en video cuando le exigía con violencia revelara la contraseña de celular

Durante el día del martes 13 de octubre fue difundido un video en redes sociales en el que un hombre agrede  a su pareja tras negarse a dar la contraseña de un celular. El video fue rastreado por las autoridades de seguridad quienes este día confirmaron su captura.

El Ministro de Seguridad, Rogelio Rivas confirmó desde su cuenta de Twitter que el sujeto identificado como Mario Raúl Murcia Salinas fue detenido por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC).

“Hemos capturado, en Nejapa, al sujeto que agredió hace pocas horas a una mujer y fue captado en un video que ha estado circulando en redes. Se llama Mario Murcia. El repudio ciudadano hacia él es justo. Debemos actuar siempre con celeridad y justicia contra estos delincuentes”.

Por su parte del Fiscal General de la República, Raúl Melara, publicó «A todos nos impactó un video de un sujeto agrediendo a una mujer, mientras ella sostiene a su bebé en brazos y trata de defenderse. Después de identificarlo y ubicarlo, hemos ordenado y ejecutado la captura de Mario Raúl Murcia Salinas».

En la grabación, el hombre agrede verbal y físicamente a la joven mujer -a quien llama Tatiana- porque se niega a decirle la contraseña de su celular.

Producto de la investigación se determinó que los hechos sucedieron en Villas Constitución del municipio de Nejapa que corresponde a la Oficina Fiscal de Apopa,  en el lugar se recibe denuncia de la hermana del  agresor y proporciona su identidad, además refiere que su hermano la golpeó y le exteriorizó expresiones de violencia.

Murcia Salinas fue detenido esta mañana de miércoles 14 de octubre  a las 9:00 a.m. en Quezaltepeque.

Posteriormente se ubicó a Tatiana, a quien se está conduciendo a IML y posteriormente se aplicara protocolo de atención psicosocial a ella y las dos víctimas más.-

El sujeto es grabado por otra persona que es testigo de la agresión. Murcia sin importarle que tenga a un bebé en brazos, la amenaza con “quebrarle la cara” y “darle una pechada” para que coloque la contraseña en el celular.