Sindicalistas protestan frente a la alcaldía para exigir alcalde Ernesto Muyshondt se ponga al día con sus retenciones laborales

Cientos de empleados municipales y miembros de la Asociación Salvadoreña de Trabajadores Municipales (ASTRAM), protestaron esta mañana para exigir al alcalde de San Salvador les devuelva las retenciones laborales que no ha trasladado y que sí ha cobrado de sus salarios mensuales.

Los sindicalistas y empleados usaron  pancartas para externar sus exigencias al edil quién, según las denuncias, tiene nueve meses de no cumplir sus compromisos de transferir los descuentos hechos a los salarios de los trabajadores a los préstamos bancarios, préstamos hipotecarios en algunos casos están a punto de perder sus viviendas.

Por su parte el secretario de organización de ASTRAM, Adolfo Ramos hasta el momento calculan que el alcalde se ha apropiado de millones de dólares y esta situación, incluso, está afectando la salud de los empleados que padecen de enfermedades crónicas ya que no pueden recibir sus consultas en el Seguro Social porque no han transferido el pago.

Los trabajadores no han parado de exigir sus derechos, pero Ernesto Muyshondt en lugar de resolver la grave situación que ha causado, ha reprimido a los trabajadores que exigen sus derechos con despidos, hasta el momento hay más de 90 destituidos.

“Tenemos una mala impresión, porque no entendemos cuáles son los impedimentos que tiene el fiscal General de la República, Raúl Melara para no procesar al ladrón de Neto Muyshondt, porque hay que decirlo con nombre y apellido porque eso es lo que ha hecho robar nuestro dinero en nuestro salario, explicó Ramos.

El sindicalista explicó que esas acciones son consideradas delito, lo cual se puede verificar en el artículo 245 del Código Penal donde se establece que la conducta que realiza el alcalde se denomina apropiación indebida y la misma es castigada con dos y hasta ocho años de prisión.